Bienvenido

La Torre de la Cautiva

Y vamos con una de las leyendas de la mancha. Lugar: Mota del Cuervo, época de la reconquista

 

LA TORRE DE LA CAUTIVA

 

En plena reconquista las escaramuzas entre moros y cristianos son constantes, las fronteras poco definidas.

Existía una cristiana de nombre: Doña Elena. Fue capturada por los musulmanes, los cuales esperaban obtener de ella un cuantioso rescate al ser hija de un rico señor; mas la desgracia quiso que su padre muriera al poco y que el resto de familiares pendientes de la herencia no quisieran saber nada de ella.

Así que doña Elena acabo cautiva. Quiso el destino que el hijo del Caid, de nombre Ali, acabara locamente enamorado de ella, su padre sabedor de esto le propuso a la cristiana que abrazara la fe de Ala y entonces la perdonaría y desposaría con su hijo, mas esta se negó a todo trato.

Así pasaban los días, encerrada en una torre. Mientras esto pasaba el joven Ali le realizo continuas visitas prendado de su hermosura. Su padre, ya cansado de esta situación urdió el siguiente plan: mando a Ali como emisario a Sevilla y al poco de partir este hizo que emparedaran a la cristiana en su torre para que poco a poco muriera consumida por el hambre.

Elena creyó su fin cercano, a los pocos días el hambre y la sed eran insoportables, así que decidió encomendarse a Dios. Quizás por la desesperación se acerco a mirar la jarra de agua aun sabedora de que esta estaba vacía… mas la joven contemplo un milagro, la jarra se había llenado sola. Dando gracias al divino bebió el líquido y entonces un aleteo le interrumpió, por las rejas de la torre observo a un cuervo y como este llevaba una barra de pan en el pico…

No paso día alguno que no se llenase la jarra o el cuervo apareciera con su pan.

Pasaron los meses. Un día asomada a su ventana vio un grupo musulmán que se acercaba y de cómo unos caballeros cristianos salían a su encuentro. Poco duro el encuentro, los caballeros cristianos conquistaron la plaza…  el grupo musulmán era dirigido por el joven Ali de regreso a su casa, este resulto gravemente herido…

Ya capturado por los cristianos, este les pidió un último favor: contemplar por última vez el rostro de su amada.

–nada conseguirás

 respondió un soldado moro,

 -ya que en tu partida tu padre mando emparedarla y de eso han pasado ya seis meses

Aun así el joven pidió verla, se quitaron los ladrillos y fue cuando todos vieron que la cautiva seguía viva

El joven Ali comprendió la grandeza del milagro y decidió convertirse a la religión cristiana, fue la propia Elena, ante la falta en ese momento de clérigo o frailes, la que realizo el bautismo.

Justo antes de morir Ali le rogo a Elena que le buscase en la muerte ya que en vida no pudieron estar juntos

 

Poco más se sabe de Elena

 

A partir de entonces al pueblo llamado  de la MOTA , se le añadió DEL CUERVO en recuerdo de aquella ave que todos los días llevaba el pan a la cautiva